¿Cómo construir la cocina de tus sueños?

Índice:

  • La cocina, un espacio para todos
  • ¿Cuáles son los sectores de tu cocina y qué funciones tienen?
  • ¿Cómo distribuir tu cocina?
  • Tips y recomendaciones
  • Cosas a tener en cuenta

La cocina, un espacio para todos

No es misterio para nadie que la cocina es uno de los elementos más esenciales  dentro de nuestro hogar. Es el espacio donde preparamos nuestros alimentos y donde creamos hermosos recuerdos con nuestra familia. Saber organizar de manera adecuada tu espacio, al igual que elegir los electrodomésticos y utensilios ideales que conformen tu cocina, puede otorgar mayor efectividad y comodidad a la hora de preparar deliciosos platos. El día de hoy en este blog, te daremos algunos tips para que puedas construir la cocina de tus sueños.

¿Cuáles son los sectores de tu cocina y qué funciones tienen?

Antes de saber cómo nos es conveniente organizar y distribuir nuestra cocina; es esencial saber cuáles son los elementos generales que la componen. Como tal, para categorizar sus partes, estas se han dividido en sectores, basándose en su función y finalidad.  

En primer lugar tenemos la zona caliente o zona de cocción; como su nombre lo dice, éste es el sector destinado a cocinar, freír o calentar nuestros alimentos;  en esta por lo general se encuentra la estufa, el microondas y el horno. En segundo lugar, está la zona de lavado, sector que tiene como propósito otorgar un espacio adecuado para lavar nuestros vegetales y frutas, o bien,  nuestros platos, ollas y recipientes; habitualmente está compuesta por el lavaplatos, y si se desea, un lavavajillas. De igual forma, está la zona de trabajo, sector cuya función es servir como un espacio útil para labores como; amasar, adobar, cortar, etc; por lo general en esta zona se pueden encontrar algunos utensilios, como cuchillos y sartenes entre otros. Por último, está la zona de almacenamiento y refrigeración, espacio apto para guardar y conservar nuestros alimentos frescos, en buen estado y listos para ser consumidos.

¿Cómo distribuir tu cocina?

Teniendo claras las partes y sectores que podemos encontrar en una cocina, es más fácil hablar de la mejor manera para distribuir nuestro espacio, y así obtener la mayor efectividad y comodidad posible al cocinar.

El pilar principal en la construcción de cualquier cocina, es un elemento que se conoce como “El Triángulo de Trabajo”. Como su nombre lo indica, éste es un triángulo imaginario que se forma entre algunos de los sectores de la cocina, y que da un tráfico más fluido a lo largo de esta, al igual que brinda una mayor facilidad al momento de elaborar cualquier plato. Éste consiste en oponer de forma diagonal la  zona de cocción y la  zona de lavado al igual que ubicar en la esquina restante la zona de trabajo, y posicionar la  zona de almacenamiento cerca de un espacio con toma de corriente y agua, preferiblemente lo más distante posible de la zona de cocción debido a las altas temperaturas que esta puede alcanzar, lo que no es muy conveniente para un refrigerador o un congelador. Con esta disposición, se organiza nuestra cocina de tal forma que las funciones de cada sector no se obstruyan entre sí, y de manera consecuente, estas tengan un sentido de utilidad el cual se relacione según su finalidad y los elementos que se encuentren en cada zona. Además, se recomienda que el lado más extenso del triángulo tenga una longitud mínima de 1,2 metros y una longitud máxima de 2,7 metros; así, en caso tal que se necesite llevar algún  alimento de un punto a otro, o bien estar moviéndose constantemente al cocinar, los puntos  no se encontrarán demasiado lejos, pero a su vez, se mantendrá un espacio suficiente para sentirse cómodo.

Cosas a tener en cuenta

Es necesario tener en cuenta que cada zona requiere de ciertos recursos para poder funcionar correctamente, por lo que recomendamos que cada zona cumpla con los siguientes requisitos:

Zona caliente: Toma de electricidad (para horno y cubierta), ducto de gas (en caso que el horno funcione con gas) y espacio para instalar una campana estractora o recirculadora.

Zona de lavado: Acceso a una toma de agua, toma de corriente y un desagüe para aguas residuales.

Zona de trabajo: Preferiblemente una toma de electricidad que se encuentre a la altura del pecho para poder conectar utensilios como batidoras, licuadoras y tostadoras entre otros.

Zona de almacenamiento: Toma de electricidad y toma de agua (en caso que la nevera funcione con esta o tenga dispensador de agua).

Si deseas construir la cocina de tus sueños con los mejores electrodomésticos, no dudes en visitar nuestra página oficial y nuestra tienda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s